jueves, 8 de diciembre de 2011

Reconocimiento de la ASPET al Jardín de la Fonte Baixa.

La ASPET hace un reconocimiento público a José Javier Rivera Larraya, Marqués de San Nicolás de Nora y  dueño del Jardín de la Fonte Baixa, y a José Manuel Alba, administrador y guía de los mismos.

El siete de diciembre de dos mil, una delegación de ocho personas, miembros de la ASPET (Asociación asturiana de periodistas y escritores de turismo) y allegados a la misma, nos desplazamos a la localidad del Chano, en Valdés, para hacer entrega del reconocimiento que la misma ha hecho a José Javier Rivera Larraya y a José Manuel Alba. José Javier es el propietario e ideólogo del Jardín de la Fonte Baixa y José Manuel el administrador y guía de los mismos.
El Jardín, es conocido erróneamente por el nombre de los “Jardines de Panrico”, basado únicamente en que cuando se puso en marcha, allá por el año 1990, José Javier era accionista y Presidente del Consejo de Administración de esa importante empresa. Realmente si no se denomina por su lugar de ubicación (La fonte baixa) lo suyo es denominarlo como el “Jardín de José Javier Rivera”.










La entrega, prevista para el mes de julio pasado y que se fue atrasando por diversos motivos, contó con la presencia del matrimonio Rivera Pardo -José Javier y Rosa María-, de José Manuel Alba, de José Manuel Vallejo –alcalde del Ayuntamiento de Valdés-, Carmen Sánchez –responsable de la oficina de turismo del Ayuntamiento de Valdés- y de Evelio Sánchez, presidente de la Junta local de hostelería de Valdés.
Carlos Cuesta, presidente de ASPET, y César Álvarez, ex presidente de la misma, fueron los encargados de glosar los meritos contraídos por ambas personas, para merecer el reconocimiento que se les realizaba. A continuación intervinieron José Javier y su esposa Queco, concluyendo el turno de intervenciones el alcalde valdesano. Posteriormente se entregaron los reconocimientos, consistentes en un cuadro con una fotografía de cada uno de ellos con un texto alegórico a sus méritos.









En su intervención de agradecimiento, José Javier, recalco que su idea cuando adquirió y comenzó a construir el Jardín era aportar su granito de arena a este país que es Asturias, y que después de trabajar mucho y de emprender diferentes actividades, no quería marcharse de este mundo sin dejar algo que perdurase. . Para él es un refugio de cariño y amor, y su gran consuelo, mirando al mar, que le compensan sus muchas horas de trabajo en Madrid, recuperando años cuando está en él. Asimismo mostró su orgullo por las numerosas visitas y el respeto que las mismas tienen por las plantas. Concluyó manifestando su compromiso por mantener el Jardín más allá de su existencia, teniendo el compromiso de sus hijos de que así será, y agradeciendo al Ayuntamiento de Valdés toda su colaboración y disposición.
Queco (Rosa María) en su intervención recalco el fin altruista del mismo, que su gran ilusión es consolidarlo como un atractivo turístico de la zona, y que ambos piensan seguir enriqueciéndolo, perseverando en hacer algo nuevo cada año. Acabando mostrando su orgullo por que su obra redunde en beneficio para Luarca, Asturias y España.









José Manuel Vallejo, manifestó el agradecimiento de los ciudadanos de Valdés por esta gran obra, que es sin duda uno de los recursos turísticos más importantes del municipio. También puso en valor que se están dando los primeros pasos para acuerdos entre la propiedad y el Ayuntamiento, a los que seguirán sin duda otros muchos más.
Una vez concluido el acto oficial, tuvo lugar un pequeño ágape en la casa de los anfitriones, donde pudimos intercambiar opiniones y profundizar en temas concretos de gran interés, que puso de manifiesto una vez más la amplía cultura, la sencillez y buena hombría de los marqueses de San Nicolás de Nora.
La reunión concluyó con la entrega de un ejemplar del libro, editado en el mes de agosto pasado, por el matrimonio con el título de “Nuestro Jardín en Asturias”, a Carlos Cuesta, presidente de la ASPET, para que se lo hiciese llegar a la familia del difundo Ceferino Suárez, tristemente fallecido el 23 de junio pasado. El libro, con su sentida dedicatoria, es un recuerdo para la familia, de uno de los más enamorados de la obra realizada por los señores marqueses, y que acerco a muchos a la misma, entre ellos a una buena parte de los que acudimos a este reconocimiento.








Texto del cuadro a José Javier:
Como testimonio de reconocimiento por haber asumido la condición de asturiano, contribuyendo con su iniciativa a consolidar el concepto de paraíso de que goza la región. Su fina sensibilidad artística y amor a la naturaleza, le han llevado a crear en Luarca un paraje sorprendente, único por su belleza y originalidad.

Texto del cuadro a José Manuel:
Como testimonio de reconocimiento por su amor a la naturaleza, puesto de relieve en los Jardines del Chano, donde vuelca su imaginación y esfuerzos constantes, para disfrute de cuantos tienen la suerte de visitarlos, bien sean gentes de Asturias, bien sean gentes de afuera.



MÁS INFORMACIÓN.




"La naturaleza ha dado a cada hombre un estilo, con una fisonomía y un carácter. El hombre puede cultivarla, pulirla, mejorarla, pero cambiarla, no". Gaspar Melchor de Jovellanos (1744-1811) escritor, jurista y político ilustrado español.



No hay comentarios:

Publicar un comentario