lunes, 29 de agosto de 2011

LIII Festival vaqueiro

La Braña de Aristebano, que sirve ve límite a los concejos de Valdés y Tineo acogió el domingo -31 de julio del 2011- su LIII Festival Vaqueiro y de la Vaqueirada. Descripción y vídeo del mismo.

En esta edición la Cofradía Doña Gontrodo tuvo un papel protagonista, siendo nombrada Vaqueira de Honor, al igual que mi compañero en la Cofradía de Amigos de los Quesos del Principado de Asturias, el querido Adolfo Barthe Aza.
El Festival que está reconocido como “Fiesta de interés turístico internacional”, desde 1980, se celebra coincidiendo con el último domingo del mes de julio, su organización corre a cargo del Gran Consejo Rector de la Asociación de Amigos del Festival Vaqueiro y los Ayuntamientos de Tineo y Valdés. En el mismo se recrea la tradición de los vaqueiros de alzada, grupo social o étnico identificado con la trashumancia bi estacional de personas y ganados, al menos desde del siglo XVI, en parte de concejos del occidente asturiano y cuyo género de vida choca con el aldeanos sedentarios del interior de los concejos (conocidos como xaldos) o de la zona costera (conocidos como marmuetos).

Vista del núcleo rural de Aristebano desde la braña del mismo nombre.

En la actualidad la comarca vaqueira en el Principado de Asturias, es una de las que está vertebrado el mismo, y la componente los concejos de Allande, Cudillero, Salas, Tineo y Valdés, en cuyos territorios están ubicadas las brañas en las que los vaqueiros tenían y aún a fecha de hoy aún tienen su hábitat natural.
Para ser considerado vaqueiro se considera imprescindible haber nacido en la braña y trashumar. Su asentamiento no es fijo, son pastores estacionales que en invierno habitan en las zonas bajas o costeras y que a primeros de mayo alzan su morada y emigran con sus familias y ganados a las brañas altas hasta finales de septiembre.
Debido a la perpetuación de sus costumbres y cultura tradicional nacieron las diferencias y consecuentes enfrentamientos con los aldeanos sedentarios, con motivo de la competencia para el uso de los espacios comunes, y los roces con las autoridades civiles y eclesiásticas que por su doble residencia, de invierno y de verano, imposibilitada el control fiscal, eximiéndose de cargas y obligaciones tributarias, y librándose con frecuencia de levas y milicias. Todo ello, junto con el medio físico, motiva el aislamiento de las brañas y sus moradores con las vecinas aldeas y la formación de los vaqueiros de alzada como grupo étnico diferenciado.
El programa del Festival en sí está separado en dos partes claramente diferenciadas, en la primera se celebra la Ceremonia Nupcial de la boda vaqueira, que da continuidad a la comida vaqueira y a los actos propiamente dichos del Festival con los nombramientos del año y actos folklóricos. Con anterioridad el fin de semana anterior se han celebrado las XVII Jornadas de la Cultura Vaqueira, con la XI Jornadas del Pan y Natas Vaqueiras y las XI Jornadas de convivencia en Folgueras del Río (Naraval, Tineo).

Vista general en la celebración de las bodas.

La primera parte comienza con la reunión de la caravana oficial en la explanada del alto de Aristébano, para posteriormente dirigirse al núcleo rural del mismo nombre –perteneciente a la parroquia de Paredes (Valdés)- donde los grupos ecuestres esperan a los novios. Según marca la tradición es aquí donde los novios se montan a caballo y da lugar la salida hacia la braña del cortejo nupcial. El mismo es abierto por el carro de bueyes arrastrando tras de si la dote de los novios, que continua con la/s pareja/s de novios, padrinos, Gran Consejo Rector Mayor de la Asociación de Amigos del Festival Vaqueiro, Vaqueiros Mayores, Vaqueiros de Honor, Autoridades, Invitados y acompañamiento de gaiteros y grupos folclóricos, camino de la plataforma donde se celebrará la ceremonia del “Casorio”. Posteriormente tiene lugar la Santa Misa de campaña en los aledaños de la capilla dedicada a la Divina Pastora, dónde contraerán matrimonio la pareja/s.
En este año de 2011 han sido las bodas celebradas en el marco del Festival, siendo la segunda vez que esto ocurre en la historia del mismo, siendo los afortunados: Manuel Antón García y Miriam Rodríguez Fernández, él de antecedentes vaqueiros, nacido en Busmourisco (Valdés) y ella natural de Barrionuevo, en Tol, Castropol, la otra pareja la formaban Daniel Fernández Gorgojo y Almudena González Braña, siendo naturales en este caso el primero de Luarca y ella de Enveniero (Valdés).

Las dos parejas de novios con sus respectivos padrinos.

Se da la circunstancia de que ambas parejas están estrechamente ligadas al Festival, ya que los padres de Manuel contrajeron matrimonio un día como este siguiendo el mismo ritual hace 31 años, en 1980, y Daniel y Almudena forman parte del “Grupo Cultural Vaqueiro La Corte de Valdés” auténtico dinamizador del mismo.
En cuanto a la boda vaqueira cabe recordar que el matrimonio intergrupal es esencial para la perpetuación biológica de un pequeño grupo étnico, al tiempo que establece una amplia red de parentesco entre los diferentes grupos domésticos y los distintos pueblos vaqueiros, reforzando la identidad social del grupo, única salvaguardia de su espacio territorial y de su forma de vida.
A la boda preceden los conciertos. El padre del novio a casa de la novia y allí se determina y regatea lo que cada cónyuge ha de llevar al matrimonio. El día de la boda la comitiva formada por novios, padrinos e invitados, iba precedida del ajuar llevado en un “carro del país” tirado por dos vacas. Llevan en él un arca o baúl con ropa blanca y a su alrededor algunos sacos de trigo y los enseres que componen el ajuar, encima de todo va la cama matrimonial en la que destacan los encajes de las sábanas, de las almohadas y los primores de la concha. Y por último “la cesta de la madrina” adornada con lazos y llena de pan, huevos, manteca y dulces.
Una vez concluida la Santa Misa de Campaña, con el himno de Covadonga, tuvo lugar la comida de hermandad, en los aledaños de la capilla, en la que por un lado en un recinto cerrado con vallas y bajo unas carpas nos hemos yendo reuniendo los novios y sus invitados, los miembros del Consejo Mayor, Vaqueiros mayores, de Honor y resto de invitados, y por el resto de la braña una gran multitud de gente, que desde primera hora de la mañana reservo sitio en dónde mejor considero para compartir las múltiples viandas que las familias y amigos llevan para compartir en este entrañable día.
En cuanto a la comida oficial, el tradicional menú del mismo estuvo compuesto por: Empanada de carne, Rapa (harina de maíz y trigo con torreznos de tocino), Jamón asado, Chosco cocido y Natas vaqueiras. Todo ello regado por vino tinto cosechero, sidra natural, agua mineral, refrescos, café de puchero y pingaratas de oruxu. La comida corrió a cargo de Casa María de Naraval (Tineo).

Sirviendo las natas vaqueiras.

Una vez concluida la misma tuvieron lugar los actos oficiales que forman el Festival, procediéndose los actos por este orden:
1.- Apertura del Festival a cargo de la presidente del Consejo Rector, y una de las almas del Festival, María del Carmen Martínez Pérez, conocida cariñosamente por todos como Carminina.
2.- Proclamación de Vaqueiros Mayores 2011 con imposición de bandas y entregas de Diplomas acreditativos, que han recaído en D. Ángel Feito Pérez y Doña Consuelo Pérez Menéndez.
3.- Entrega de la dote y obsequios a los novios de la Vaqueirada, a cargo de Cajastur con una dote de 600 € a cada pareja y de Caja Rural con una dote de un televisor a cada una de ellas.
4.- Actuación de los grupos folclóricos con interpretación de bailes vaqueiros y las típicas “coplas de careo”. Algunas de estas a cargo de la Presidenta Carminina, por la que parece que no pasan los años, acompañadas de la pandereta y la payecha (sartén de mango largo).
5.- Nombramiento y entrega de los Diplomas a los Vaqueiros de Honor, y
6.- Vaqueirada final con la intervención de todos los asistentes, interpretación del “bolero vaqueiro” y entonación al unísono del “Asturias Patria Querida”.
En cuanto a los Vaqueiros y Vaqueiras de Honor, los agasajados han sido:
1.- Rafael Lorenzo Antón. Cantautor tiéntense.
2.- José Vega Martínez. Director de la Obra Social de Cajastur.
3.- Marcos Da Rocha Rodríguez. Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Tineo y miembro del Gran Consejo Rector de la Asociación de amigos del Festival Vaqueiro.
4.- José Ángel Fernández Villa, líder del sindicato SOMA-FIA UGT.
5.- César Cernuda Rego. Mejicano con raíces luarquesas y delegado de Microsof en Hispanoamérica.
6.- Remedios Fernández Fernández. Ex concejal en el Ayuntamiento de Valdés y empresaria de turismo rural.
7.- Juan Caunedo del Potro. Natural de una braña en Llaciana (León) y afamado médico de Silicosis.
8.- Rafael González Crespo. Coronel del Ejército español, natural de Limpias (Cantabria) pero muy ligado al Principado, dónde ejerció el cargo de Delegado de Defensa entre los años 2000 y 2006, siendo el actual el Director de la Residencia de Militares de Gijón. Gran experto en los países del telón de acero, escritor, gran tertuliano y muy integrado en colectivos sociales del Principado.
8.- Adolfo Barthe Aza. Prestigioso medico dermatólogo jubilado, ex parlamentario regional, ex presidente de la Diputación de Asturias, ex presidente de la Caja de Ahorros de Asturias, miembro de la Fundación Príncipe de Asturias, en dónde ejerce como Presidente del Jurado que elige el Pueblo ejemplar de Asturias en cada edición de los Premios Príncipe de Asturias, y cofrade de número y “senador” de la Cofradía de Amigos de los Quesos del Principado de Asturias, y
9.- Cofradía Doña Gontrodo, única Cofradía gastronómica compuesta exclusivamente por mujeres y segunda de Europa, fundada en Oviedo en 2006 y cuyo objetivo es la “defensa de la cocina tradicional asturiana”.

Los vaqueiros de honor, preparados para su nombramiento.

Todos ellos han estado presentes en el mismo, recogiendo cada uno su galardón. En el caso de la Cofradía Doña Gontrodo el mismo ha sido recogido por su presidenta, María Luisa Llavona, que estuvo arropada en el Festival por las cofrades: Nieves, Margarita, Raquel, María Luis Abengoa, Estela y Cheres, que ejerció como Cofrade y cónyuge de Adolfo Barthe.

Carminina con las Gontrodo: Estela, María Luisa, Margarita y Raquel.

Adolfo Barthe estuvo arropado por su mujer, hijos y nietos y por los cofrades Armando Álvarez, Juan Granda y un servidor.
Espléndido día en el que se han puesto un año más en valor las tradiciones y cultura de un colectivo muchas veces no comprendido, como es el Vaqueiro, que tiene y ha tenido un peso importante en el acerbo cultural y étnico del Principado de Asturias, sabiendo y consiguiendo mantener vivas las mismas a lo largo de la historia.

Con Rafa Crespo, Adolfo Barthe y José Vega.

Mi más sincera enhorabuena tanto a los galardonados, que este año han recaído en personas tan cercanas como Doña Gontrodo, Adolfo Barthe, Rafa Crespo, José Vega y Marcos Da Rocha, como al Gran Consejo Rector de la Asociación de Amigos del Festival Vaqueiro, por su perfecta organización y conseguir mantener el mismo año tras año, así como a las dos parejas que este año han contraído santo matrimonio en tan emblemático lugar con un marco tan entrañable.

VIDEO DEL FESTIVAL.


MAS INFORMACIÓN: www.festivalvaqueiro.com

Anónimo: “La llama de la vida se alimenta de las creencias que tienen las personas de buena fe”.

2 comentarios:

  1. Ciertamente se te ha acumulado el trabajo, menos mal que el resultado ha sido brillante(como siempre). Enhora buena a todos los agasajados y en especial a los recien casados que ha de ser muy bonito hacerlo en tu tierrina y según los ritos ascentrales de sus antepasados. Tambien a nuestras amigas de Doña Gontrodo, que se lo merecen por la incesante actividad que despliegan, o son muchas o se distribuyen muy bien las ocupaciones. Por todo lo anterior, este reportaje vamos a pagártelo, pero no te retrases tanto para la próxima o habrá que penalizarte. Un abrazo
    Toño

    ResponderEliminar
  2. Qué bonitas tradiciones tenemos en Asturias, y que Asociaciones y colectivos que de manera altruista, consiguen mantener los mismos. El colectivo de vaqueiros es digno de estudio. Me alegro de que te hayas animado a escribir sobre los mismos. Jorge Fernández.

    ResponderEliminar