martes, 7 de junio de 2011

Los mordiscos del Rey Silo 2011.

Los mordiscos del Rey Silo, se han presentado el pasado día 27 de mayo en la cafetería-restaurante Pampulhabar-Centro Niemeyer de Avilés y se han degustado y comercializado en el transcurso de la XXX Feria del Queso y del Vino de Avilés.

Que la “Quesería Artesanal de Pravia” comercializadora del queso Rey Silo, acogido a la Denominación de Origen Protegida “Quesu d´afuega´l pitu” hace elaboraciones personales y diferentes que han ayudado, ayudan y ayudaran a dinamizar el sector era algo conocido, que su labor divulgadora, de marketing y comercializadora se sustenta sobre bases innovadoras con llegada directa a su público objetivo también, pero lo que ha conseguido realizar y presentar el pasado día 27 esta al alcance de pocos.
La cafetería-restaurante Pampulhabar, sita en el Centro Niemeyer de Avilés, cuya gestión correrá a cargo de la prestigiosa familia de restauradores Morán, encabeza por el incombustible Pedro Morán, y cuya cabeza visible en esta nuevo proyecto parece ser que será Carolina Ramos, esposa de su hijo Marcos, fue el escenario elegido para la presentación del proyecto denominado “Mordiscos del Rey Silo 2011”, espectacular ubicación para no menos espectacular proyecto.
El mismo consistía en dar a conocer a la prensa especializada las pequeñas creaciones gastronómicas de alta cocina elaboradas con el queso “Rey Silo” en sus dos versiones el blanco y el rojo por un grupo de trece grandes cocineros/as asturianos/as. Una experiencia, que según sus responsables, se mantendrá en próximos años y a la que se irán incorporando más cocineros amigos que trabajan en sus restaurantes con las elaboraciones producidas por la quesería.

El "auténtico Rey del proyecto delante de la "Roca del Rey Silo" elaborado por Nacho Manzano.

Pero no sólo se trataba de presentar las elaboraciones, se trataba de presentarlas al gran público, y para ello han elegido el marco de la XXX Feria del Queso y del Vino que se celebró en Avilés, organizada por el Ayuntamiento avilesino en el Pabellón de la Magdalena, los pasados 27,28 y 29 de mayo, en el que cada día se podían degustar cuatro de las elaboraciones presentadas al simbólico precio de 5 € el conjunto. Mejor forma de acercar la alta gastronomía al público en general imposible.

Elaboraciones del domingo realizadas por Casa Fermín, Casa Morán, La Salgar y el Blanco.

Como no podía ser de otra forma el éxito ha sido espectacular, y muestra con iniciativa, trabajo y coordinación la degustación de productos y elaboraciones conocidas con el para mi mal acertada definición “groumet” es posible, y también que el sector de la media-alta restauración no esta en absoluto desunido, sino todo lo contrario, cada vez más unido con iniciativas ejemplarizantes para el resto de servicios.
No es fácil aglutinar y coordinar a primeras espadas correcto, pero cuando hay buena voluntad por parte de todos, vaya si es posible, y este proyecto es un buen ejemplo, como dice el dicho popular. “seguro que no están todos, pero están todos los que son”.
Obviamente a los cocineros colaboradores del proyecto están unidos por filosofías similares, por su innovación, por su diferenciación, por su apuesta por productos de primera calidad y si son asturianos más, por su profesionalidad y por su compromiso. De todo ello es conocedor Pascual, como lo es de que su producto es diferente, y en base a ello ha conseguido embarcarles en un proyecto del que sin duda no solos se pueden sentir orgullosos todos ellos, sino que además debe de servir de acicate para nuevos retos. Los aficionados a la gastronomía estaríamos encantados de que esto sucediese.

Pepe Ron, rematando su elaboración.

No he podido acudir a la presentación a la que tan cortésmente me habían invitado Pascual como era mi intención, pero si he podido disfrutar el domingo de seis de las elaboraciones realizadas, a la vez que felicitar a tanto a los amigos Pascual y Ernesto, al pie del cañón en su stand durante toda la feria acompañados de sus respectivos conyugues, como a Luis Alberto de Casa Fermín y Pepe Ron del Blanco, que se encontraban elaborando y supervisando sus “mordiscos”, y realmente les puedo decir que las mismas solo me han reafirmado en mi discurso de que son infinitas las posibilidades culinarias de los quesos asturianos en general y de este en particular. Elaboraciones de los más diversas, originales, innovadoras, llenas de contrastes y sabores que no dejan indefinido a nadie. Señores ese es el camino.

Con Ernesto Madera, el gran maestro quesero.

Este reto, y sobre todo la posibilidad de darlo a conocer al gran público no hubiese sido posible sin la colaboración de los alumnos de la Escuela de Hostelería del IES de Pravia, que se han sumado al proyecto, y dieron el do de pecho durante tres largos días. Sin duda esta ha sido una experiencia complementaria y gratificante al lado de grandes maestros de nuestra gastronomía de la que espero y deseo hayan sacado provecho.
Decir que los cocineros involucrados en el proyecto han sido:
-- Carolina Ramos, del Pampulhabar-Centro Niemeyer de Avilés.
-- David Fernández, de La Tabla de Gijón.
-- David Menéndez, del Patio del Balbona de Pravia. Espuma de Rey Silo: “Espuma de Rey Silo con brocheta de langostinos en tempura”.
-- Francisco Heras, del Llamber de Avilés.
-- Isaac Loya, del Balneario de Salinas.
-- José Antonio Campoviejo, del Corral del Indiano de Arriondas.
-- Juan Rivero, de Casa Tataguyo de Avilés. “Galleta crujiente con crema de Rey Silo blanco y rojo con gelatina de sidra”
-- Koldo Miranda, del Koldo Miranda de Illas.
-- Luis Alberto Martínez, de Casa Fermín de Oviedo. “Caprichos de Rey Silo con germinados”.
-- Marcos Morán, de Casa Gerardo de Prendes. Toffe de Rey Silo: “Rey Silo añejo, mantequilla con alcaparra y ancho sobre fina lámina de pasta”
-- Nacho Manzano, de Casa Marcial de Arriondas. Roca de Rey Silo: “Buñuelo de queso cubierto de almendra y maíz frito”.
-- Pedro Martino, del Naguar de Oviedo.
-- Pepe Ron, del Blanco de Cangas del Narcea. “Cremoso de queso Rey Silo con tomate especiado y tartar de anchoas”.
Representantes de todo lo largo y ancho de nuestro Principado, las elaboraciones nombradas han sido las por mí degustadas. En la presentación también han colaborado las firmas comerciales Casería de San Juan de Tiñana con su sidra Tareco, el Grupo Masaveu con sidra Valverán, ambas acogidas a la D.O.P. Sidra de Asturias y la bodega Dominio del Urogallo con el vino Pésico 2010 monovarietal de Albarín blanco, elaborado en Cangas del Narcea.


Pascual presentando a todos los cocineros y colaboradores del proyecto.

Ernesto Madera y Pascual Cabañas hacen un tándem espectacular, son el complemento ideal de uno para otro, mientras el primero es un auténtico maestro con quesero con mayúsculas, el segundo desarrolla una política de marketing y comercialización totalmente innovadora con éxitos contrastados.
Muchas gracias por vuestra labor, por innovar y modernizar uno de nuestros quesos más ancestrales, por demostrar sus posibilidades culinarias y mostrar el camino para la obtención de mayor valor añadido. Me constan los sinsabores por los que en ocasiones habéis pasado, sin ir más lejos en la mencionada Feria, pero nadie dijo que el camino de la innovación y de nuevas reivindicaciones fuese sencillo, sabéis que contáis con muchos defensores, entre los que me encuentro. FELICIDADES, ANIMOS y ADELANTE.

Anónimo: “Elige a un socio de la misma manera que elegimos a un compañero de tenis: busca que sea fuerte dónde tú eres débil y viceversa”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario