martes, 11 de enero de 2011

Covadonga - Cruz de Priena - Moferos - Cueñe Prociles - Orandi - Covadonga.

Travesía por el Parque Nacional de los Picos de Europa, con inicio y final en Covadonga, ascendiendo a la Cruz de Priena y a la sierra la Estaca y descenso por Moferos, vega las Mestas y vega de Orandi.
La ruta se inicia en el kilómetro 6 de la carretera AS-262, Soto de Cangas – Covadonga, dentro del entorno protegido de la Basílica de Covadonga, en la zona conocida como el Repelao, concreto en el aparcamiento ubicado al lado de la casa rural “Asprón” (260 m).

De ahí sale la senda que serpeteando la escarpada vertiente norte de la Cruz de Priena, denominada La Cuesta Ginés, por medio de las sucesivas revueltas que fueron construidas por mandato del polifacético Roberto Frassinelli (el alemán de Corao), ubicado en Corao desde 1854 y autor entre otras obras del conjunto de la Basilica de Covadonga, para ir pasando a la vera de una cabaña parcialmente destruida y de la Fuente de Ginés y llegar al collado de la Oración o Campu Cimeru, desde el que se accede en pocos metros a la Cruz de Priena (725 m), teniendo siempre a nuestros pies todo el conjunto del Real Sitio. 

Fuente Ginés.


Esta modesta cumbre se eleva en medio de una serranía que confina orográficamente el perímetro septentrional del Real Sitio de Covadonga, cuyo topónimo de origen prerromano significa “junto al enna”, es decir, cerca del Güeña, esta coronada por una soberbia cruz de hierro, denominada Cruz de Pelayo, colocada por Montajes Tera en el año 1.953, con dos posteriores reparaciones ejecutadas en 1983 por el Grupo de Montaña Llaranes de Avilés y en 1994 por el Grupo de Montaña Ensidesa. También están instalados en la cumbre un buzón y el mojón geodésico.




La Cruz de Priena es el primer eslabón de montañas que integran el Parque Nacional de los Picos de Europa y constituye el pórtico de entrada por cuyos linderos discurre la raya divisoria de lo que fue, desde 1918 hasta 1995, el Parque Nacional de la Montaña de Covadonga. La aérea cima del Priena constituye en sí el mejor escaparate de un vasto horizonte de montañas, la visión de los picos del Cornión se acentúa ante su proximidad, como también los cordales litorales del Sueve, Mofrechu, Benzúa, Hibéu, el Cuera y la lejana Cordillera Cantábrica. El Real Sitio de Covadonga se despliega a sus pies, en la misma vertiente del pico, identificando todo perfectamente; también el monte Auseva, donde se abre la Cueva de la Santina y varias cumbres del macizo occidental de los Picos de Europa.




De la Cruz de Priena, pasando de nuevo por el collado de la Oración, se llega al collado el Pasadero, cómodo lugar de paso hacia las cabañas de la braña y pastizales de Uporquera, destacando enfrente la larga crestería de la Sierra de La Estaca.


 Del Pasadero es importante no coger el camino equivocado, hay que coger un sendero a mano izquierda que cómodamente, y por zona de pradería y monte bajo, sube progresivamente hacia Rosotos y la crestería de la Sierra de La Estaca.




 La ligera subida acaba en el pico de Cuesta Cavia, un pequeño montículo en la crestería, que tiene únicamente la particularidad de constituir el punto más elevado de este cordal; con vistas semejantes a las descritas en el pico Priena.

Se continúa la marcha por todo lo alto del cordal, encontrando ocasionalmente unas barras metálicas de color verde clavadas sobre el terreno, que indican los límites del Parque Nacional, pasando por la Cuesta La Carcoba y la ladera meridional del pico Cabeza Severa (763 m). Luego la lomera del cordal comienza un ligero descenso, atravesando por zona de pradería donde pasta el ganado, con dirección acto seguido a subir una pequeña loma que posteriormente baja hasta la majada de Tarañodios.

No obstante, desde la collada antes de subir esa loma, se puede girar el rumbo hacia la derecha, y a través de una pequeña brecha en la roca caliza comenzar la bajada por una empinada ladera rocosa, desprovista de otra vegetación que no sean hierbas y algún pequeño y desperdigado matorral. La bajada por esta ladera lleva a un prado con cabaña de piedra, justamente al lado de la carretera que sube a los Lagos, a la que se sale tras atravesar la portilla que lo cierra, es Braña Mera (510 m) ubicada en el punto kilométrico 3 de la carretera CO-4 Covadonga – Los Lagos.

Se baja por la carretera en dirección a Covadonga hasta que unas curvas más abajo, en una cerrada a la derecha, sale hacia la izquierda un camino en buen estado, es el lugar llamado Moferos, dónde hay carteles indicadores que señalan la ruta hacia la vega de Orandi.


El camino carretero arranca en subida para luego trazar un giro a la izquierda, transcurriendo por un terreno más llano para llegar a la majada de Bastañar, a la que se accede cruzando una portilla que cierra el paso por el camino; no prohíbe el paso, es más bien para que no se escape el ganado hacia la carretera. Varias cabañas de piedra se dispersan por los circundantes prados donde pastan las vacas.


De la majada de Bastañar, el camino continúa en buen estado, con unos 2 metros de ancho y empedrado prácticamente en su totalidad, recorriendo una zona en ligero ascenso, pudiéndose observar especies arbóreas como acebos, fresnos, cerezos y ejemplares de haya, así como gran cantidad de matorral formado principalmente por tojo, brezos y helechos, hasta llegar a las cabañas de la vega de Las Llacerias.

En Las Llacerías hay la opción de bajar directamente hacia la Vega de Orandi, siguiendo de frente bordeando una cerca junto a las cabañas para meterse en un bosque que hay que cruzar, el cual enseguida empieza a empinarse cuesta bajo, y que va a salir a la majada de Campo Escobio.
Si se coge el camino que sale a la izquierda, que es bien visible y está señalizado se llega a una finca cerrada con muro de piedra y cabaña. En este punto el camino gira a la derecha en dirección Oeste recorriendo en paralelo el muro de piedra unos 100 m., hasta llegar a unas praderas de pequeñas dimensiones, denominada Campera Les Llaceries, desde aquí se puede ver a escasos metros a la derecha la fuente de les Llaceries. Se cruza la pequeña pradera en dirección Oeste, dejando atrás, la fuente a la derecha y el camino del Collado Argomal a la izquierda. El camino se convierte en senda de unos 50 cms. de ancho con bastante piedra y en ligero ascenso.
La senda transcurre ahora en dirección Oeste entre un bosquete de hayas a media ladera, girando progresivamente hacia el Sur, constituyendo este tramo un esplendido balcón para observar a la derecha el fondo del valle del río Las Mestas y Vega de Orandi, así como el pico Sienra y la Vallina la Iglesia, camino natural hacia su cima.


Tras una corta bajada se accede al collado de la Cueñe Les Porciles, excepcional mirador hacia el bosque de Retortoriu, situado al otro lado del Valle Tresllué, por el fondo del cual corre el río de Las Mestas, que es un hayedo de gran importancia, asociado a otras especies de interés.


A partir del collado de la Cueñe Les Porciles, la senda (apenas visible) comienza a descender en dirección Oeste, por una zona de pradera natural que se denomina El Pandal, pudiendo ver abajo al fondo las majadas de Las Mestas, y La Vega, un poco más hacia la izquierda. Casi llegando a estas vegas, en mitad de la campera hay una barra con cartel indicador que señaliza el camino hacia Orandi (hacia la derecha). Las vistas desde aquí de la zona de la Peña Santa son impresionantes. 



Tras la bajada por esta ladera de pradería, se llega a la majada de Las Mestas, que posee un conjunto de cabañas, cuadras y prados de siega, a los que se accede cruzando el río por un puente de hormigón.


Para continuar por la senda paralela al río hasta Campo del Escobio donde un cierre con muro de piedra y “sebe”, con portilla de madera, cierra el paso a un amplio prado, fácilmente franqueable por la misma portilla o por la derecha del muro de piedra.


Desde Campo del Escobio es la puerta de entrada propiamente dicha a la Vega de Orandi, se recorre una planicie de un verde idílico que es surcada por el culebreante riachuelo de Las Mestas, cuyas orillas están jalonadas por una hilera de alisos y fresnos. El final de la Vega de Orandi que constituye un precioso poljé, un valle sin salida, tapizado de una verde y mullida pradería, formado por el río Las Mestas cuyas aguas lo surcan. El río acaba por sumirse en una angosta gruta de enorme entrada y origen cárstico, por donde desaparecen como por arte de magia sus aguas, ahogándose el estruendo en el fondo de la sima.



Desde el final del valle, a la derecha de la cueva-sumidero, sale una senda en ligero ascenso, señalizada por un cartel indicador, que lleva hasta un collado en el que se observa una zona más llana con grandes ejemplares de arce y haya. A la izquierda hay unas construcciones derribadas, es el colladín de Orandi.


Pasado el mismo la senda comienza a descender hacia la izquierda marchando durante bastantes metros en paralelo a la traída de agua construida sobre un pequeño muro de piedra, que abastece Covadonga. Esta senda desciende serpeteando a través del Monte Auseva por la cuesta de la Matona hasta enlazar con la antigua carretera a los Lagos, a escasos metros de la explanada de la fuente del Real Sitio de Covadonga.



Tiempos de ejecución
 Repelao, casa rural Casa Asprón.                             00.00 horas. 
 Cabaña destruida.                                                    00.10 horas. 
 Fuente de Ginés.                                                      00.50 horas. 
 Collado de la Oración o Campu Cimeru.                  01.05 horas. 
 Cruz de Priena. 725 mts.                                          01.10 horas. 
 Collado de la Oración.                                             01.20 horas. 
 Collado el Pasadero. (1)                                          02.10 horas. 
 Cuesta Cavía. (2).                                                    02.35 horas. 
 Cuesta La Carcoba.                                                 02.45 horas. 
 Braña Meva (510 m). Carretera Los Lagos.             03.25 horas. 
 Moferos.                                                                 03.35  horas. 
 Majada Bastañar.                                                     03.45 horas. 
 Majada Las Llacerias.                                              04.05 horas. 
 Pradería de El Pandal. (3).                                       04.30 horas.  
 Las Mestas, puente hormigón.                                  04.45 horas. 
 Las Mestas, cruzar río por piedras.                           04.50 horas. 
 Campo del Escobio (4).                                           04.55 horas. 
 Cueva de Orandi.                                                    05.05 horas. 
 Senda de piedra, en Covadonga, por la Matona.      05.40 horas. 
 Covadonga, casa rural Casa Asprón.                       05.50 horas. 

Nota. Tiempos netos sin descansos.

Observaciones:
1.- Debajo del collado del Pasadero, se observa una campera con un arbolado, en teoría hay que coger por la derecha desde dónde se ve Covadonga y el camino a seguir, pero este está totalmente cerrado por espinos, y ahí que subir a la crestería de la Sierra de la Estaca a pelo, al final en una campera venia un camino bien marcado, por lo que deduzco que el camino correcto –aunque parezca lo contrario- es por la izquierda e internándose en el bosque.
2.- En esta campera es el final del bosque por dónde viene un camino bien marcado.
3.- El indicador esta en el alto que comunica Las Llacerias con Las Mestas. En uno marca a Fana y Comeya y en el otro a Orandi-Mestas, se trata del GR-202 Ruta de la Reconquista y el PR-PNPE-6 respectivamente.
4.- El Campo de Escobio, es el inicio de la Vega de Orand, tiene una portilla de madera y un cierre de muro de piedra y sebe, preparado para saltar.
5.- El inicio en Covadonga para la Cruz de Priena, marca un tiempo de 1´30”.
6.- En Moferos la distancia que marca a Covadonga es de 4,300 kms, con un desnivel de subida de 140 mts y de 430 mts de bajada, con un tiempo total de 2 horas 35 minutos. La bajada de la Matona, da un tiempo de 45 minutos.

"Un pueblo que no conoce su historia no puede comprender el presente ni construir el porvenir". Helmut Kohl (1930-) político alemán.

1 comentario:

  1. Perfecta descripción de una bella ruta, la zona que comentas a partir de la Cruz de la Priena no está nada bien y es fácil perderse, pero si uno se orienta no hay problema. Chema Fernández.

    ResponderEliminar